Comparte este artículo!!

Juego Simbólico: Crecer Imitando

El Juego Simbólico es una de las clases en que se clasifican los tipos de juego.

Se le conoce también como Juego de Imitación o de rol. Es especialmente importante en el desarrollo infantil y debemos fomentarlo fuertemente durante las primeras etapas de vida de nuestros pequeños.

¿Cómo? Aquí te lo explico…

“Jugar le da la oportunidad al niño de practicar lo que está aprendiendo”

Fred rogers

¿Qué es el Juego Simbólico?

Todos hemos escuchado alguna vez la importancia del Juego Simbólico, pero es posible que no sepamos exactamente qué es…

Básicamente, el Juego Simbólico es aquél Juego en el que los pequeños se ponen en un rol o imitan el comportamiento de otros. Nos encontramos, por tanto, con juegos que desarrollan nuestros hijos cuando los vemos dando el biberón a un muñeco, poniéndonos una tirita en una pupa imaginaria, o poniéndose una capa y «volando como Supermán».

En la introducción comentábamos que era uno de los tipos en que se clasifican los tipos de juego, y esto se basa en la teoría de la educación según Piaget, uno de los profesionales que más han aportado al estudio de la infancia y su desarrollo.

Aunque no es el objetivo de esta entrada, creo que puede ser de interés describir los tipos de juego según la pedagogía actual:

  • Juego Funcional: Juego que involucra movimientos musculares repetitivos
  • Juego Constructivo: Juego que involucra el uso de objetos o materiales para hacer algo
  • Juego de Simulación: Juego que involucra a personas o situaciones imaginarias
  • Juego de Reglas: Juegos organizados con procedimientos y castigos conocidos

Características del Juego de Imitación

Como todos los tipos de Juego, el Simbólico tiene unas características que lo hacen claramente diferenciable del resto. Aunque estas características dependen de la edad del niño , las más comunes son:

  • El pequeño imita comportamientos que ve a su alrededor. Así, se convierte en padre de un peluche, o en médico de su mamá.
  • Utiliza objetos que hace pasar por otros (por ejemplo, un palo se convierte en una espada).
  •  No hay reglas impuestas por un adulto. Los niños son quien crea el mundo fantástico en el que se desarrolla su juego. En las etapas en que el juego incluye la socialización con otros niños, es posible que se generen ciertas reglas entre ellos para adaptarse a su rol dentro del juego.
  • La imaginación es la principal herramienta del juego.
Juego de Madera para Hacer Sandwiches Melissa & Doug Juego Simbolico
Cocina de madera Melissa & Doug Juego Simbolico

Etapas del Juego Simbólico

Como sabéis, la forma en que vuestro pequeño juega ahora no tiene nada que ver con la forma en que jugaba hace unos meses. Esto es porque conforme los niños van creciendo absorben información y la incorporan a sus juegos.

En el Juego Simbólico pasa lo mismo: hay etapas que se diferencian bastante bien, y que empiezan a partir de las siguientes edades:

Juego Presimbólico (12-18 meses):

  • Nivel I (12-17 meses):
    • El peque empieza a identificar el uso funcional de los objetos de la vida diaria.
    • Empieza a realizar acciones y gestos asociados con esos objetos fuera del contexto en el que los ha visto usados. Por ejemplo, bebe de un vaso vacío, o se hace el dormido.
  • Nivel II (16-18 meses):
    • El pequeño realiza las mismas acciones simbólicas del Nivel I centradas en su propio cuerpo pero de una forma exagerada. Por ejemplo, hace que se duerme de una forma muy exagerada o evidente.
    • Usa adecuadamente los objetos y juguetes grandes comunes en su entorno (cunas, cocinitas, cochecitos…).

Juego Simbólico (19-36 meses):

  • Nivel I (19 meses):
    • El niño recrea escenas vividas en su entorno como comer, bañarse o dormir.
    • Aplica las escenas descritas a otros seres, como muñecas, hermanitos o sus papás.
    • Utiliza acciones conocidas que ve en los adultos sobre sí mismo. Por ejemplo, simula hablar por teléfono.
  • Nivel II (20-22 meses):
    • Realiza actividades simuladas sobre varios objetos o personas a la vez. Por ejemplo, da de comer a varias muñecas.
    • Empieza la combinación de juguetes en el juego simulado: pone una cuchara en un plato, pone a dormir a la muñeca en su cuna, etc.
  • Nivel III (22-24 meses):
    • Empieza con la representación de roles (juega a ser la Mamá de su muñeco, por ejemplo).
    • El niño ya puede secuenciar acciones, aunque éstas a menudo no son lógicas desde el punto de vista de un adulto. Por ejemplo, baña a una muñeca, la pone a dormir, y después la vuelve a bañar.
    • Empieza a atribuir sentimientos a los muñecos, obteniendo éstos un papel más activo en el juego.
    • Comienza a sustituir objetos por otros que se les parezca en forma y tamaño. Por ejemplo, sustituyen el móvil de juguete por un peine de juguete de dimensiones parecidas.
  • Nivel IV (30-36 meses):
    • Empieza a reducirse el juego referente a acciones cotidianas de la casa, y empiezan a introducirse situaciones no vividas.
    • La secuencia de las acciones no es planificada, se va adaptando e improvisando.
  • Nivel V (4 años):
    • Aumenta la sociabilidad con sus iguales y los incluyen en su juego imaginário.
    • Se produce un aumento progresivo en cuanto a la complejidad del juego.
    • Se utilizan gestos y/o palabras para ponerse en escena, en ocasiones incluso sustituyendo la existencia de los propios objetos
Alimentos de Madera Melissa & Doug Juego Simbolico
Carro de Venta de Comida de Madera Melissa & Doug Juego Simbolico

Beneficios del Juego Simbólico

Está muy bien saber qué es esto del juego de roles, y sí, veo que efectivamente mi hijo lo incorpora a su repertorio de juegos pero… ¿Para qué le sirve? ¿Qué beneficios tiene en su crecimiento?

  • Le ayuda a comprender su entorno y aprender y practicar los roles de la sociedad adulta.
  • Desarrolla el lenguaje. Esto es porque los niños hablan continuamente mientras juegan, tanto si están acompañados como solos.
  • Desarrolla la Imaginación y la Creatividad, pilares de su infancia.
  • Aprende a resolver los problemas que se le presentan. Es habitual que se encuentre con un problema al que deben enfrentarse los muñecos o personas con los que juega. Por ejemplo, una muñeca llora porque tiene hambre. Él va corriendo a su cocinita y le prepara un «plato de ensalada» para dárselo.
  • Ayuda a explicar sus emociones. Es normal ver como pone en cuerpo de sus muñecos los sentimientos que él mismo tiene. Si está enfadado, por ejemplo, su muñeco dirá: «Estoy enfadado».
  • Desarrolla la interacción con sus iguales, pues en las últimas etapas del Juego Simbólico empieza a jugar en grupo, e interactúa con sus compañeros de juego.

Cómo Fomentar el Juego Simbólico

Como hemos visto, el Juego Simbólico es MUY importante para nuestros pequeños, y debemos reforzarlo en la medida que podamos. Una buena forma de hacerlo es jugar con ellos en casa.

Una opción es expresar situaciones ficticias y plantear al pequeño un reto que deba resolver. Por ejemplo, fingimos que un muñeco se ha hecho daño en la pierna e invitamos a que nuestro hijo sea el médico.

Contar cuentos a nuestros hijos es también de las mejores herramientas que tenemos todos para fomentar la imaginación y con ello el Juego Simbólico de los más pequeños. Antes de ir a dormir es el momento ideal para ello.

También podemos sentarnos a su lado y jugar juntos con sus muñecos o juguetes favoritos, simplemente observando. No tardaremos en vernos inmersos en un mundo ficticio creado por nuestros hijos.

En muchas ocasiones nuestros hijos muestran sus sentimientos a través de sus muñecos. Es por ello muy importante no intentar influenciar su juego o dictarle reglas, ni criticar o dirigir su juego.

Esto, siempre y cuando no muestre comportamientos que no deseamos, como juguetes pegándose o diciendo cosas que no deben. En cualquier caso, si debemos interferir debe ser de forma que sea el propio niño quien cambie la conducta, y no imponersela.

Aunque hay juguetes que están pensados expresamente para el juego simbólico, no es necesario gastar un dineral en juguetes simbólicos para que nuestro pequeño juegue de esta forma: la magia puede darse con una simple caja de cartón que se convierte en un coche, mientras lo empujamos por el pasillo.

«Sentarse al lado de nuestros hijos y dejar que ellos lleven las riendas del juego es la mejor forma de ayudarlos a jugar.»

Cocina de madera HOMCOM Juego Simbolico

Juguetes para Reforzar el Juego Simbólico

Como hemos comentado, aunque el juego simbólico se puede generar con casi cualquier objeto, en el mercado hay muchos juguetes pensados específicamente para cumplir esa función. Sin duda, son buenas opciones si queremos reforzar este tipo de juego.

Aquí remarcamos algunos ejemplos:

  • Muñecos y muñecas: probablemente son los reyes de este tipo de juego. Con ellos nuestros pequeños entablarán miles de conversaciones y jugarán simbólicamente a todas horas.
  • Cocinitas de Juguete: son excelentes para que pasen horas haciendo sus primeros pinitos culinarios. También son geniales para enseñarles los tipos de comida y que den de comer a sus amigos y juguetes. Puedes ver nuestro TOP10 en el post de cocinas de juguete de madera.
  • Juguetes de Profesiones: también pensados expresamente como juguetes para el juego simbólico, son una elección muy interesante para que jueguen y a la vez desarrollen la motricidad y la imitación.
  • Vehículos: juguetes como coches o trenes forman parte de los juguetes para el juego simbólico, y tanto niños como niñas disfrutan de ellos.
  • Carritos de muñecos y Carros de la Compra: A nuestra hija le encantan, y pasea a sus muñecos (y otras cosas que va encontrando) en sus carritos. Junto con los accesorios de comida de las Cocinitas de Juguete son un complemento excepcional.

Comparte este artículo!!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies