Comparte este artículo!!

Juguetes no Sexistas y Libres de Género

Hace unas semanas decidí empezar a recopilar información para escribir esta entrada sobre Juguetes no Sexistas o Libres de Género. La razón es una situación con mi hija de 2 años y medio que nos dejó atónitos y que relato a modo de confesión personal…

Estábamos en una feria los 3 y nos acercamos a un stand de juguetes de LEGO. Dispuestos a comprarle un kit a mi pequeña, en el stand había 2 opciones: Un kit de princesas o uno de dinosaurios. Ella, sin pensarlo, escogió el kit de princesas.

Somos muy conscientes de la influencia que tienen los anuncios, los padres y el entorno a la hora de estereotipar los juguetes acorde a un sexo u otro. Para ver si realmente quería la princesa porque le gustaba, le preguntamos el porqué de su elección. Su respuesta nos asustó a la vez que sorprendió…

«Es que las princesas son de niñas y los dinosaurios de niños».

Su madre y yo nos miramos extrañados y totalmente descolocados. ¿Cómo podía ser que una niña de menos de 3 años diese esa respuesta totalmente sexista? ¿De dónde había sacado ese estereotipo?

Tras recuperar la calma ante la alarma inicial, le explicamos que los juguetes no son de niños ni de niñas. Los juguetes son simplemente eso, juguetes con los que divertirse. Acabamos comprando el dinosaurio y desde entonces es uno de sus juguetes preferidos.

Tras este episodio, empecé a buscar información sobre Juguetes no Sexistas o Libres de Género, y he ido preparando este artículo.

Entendiendo la Raíz del Problema de los Juguetes Sexistas

Para entender bien el problema al que nos enfrentamos, debemos conocer a qué nos referimos cuando hablamos de Juguetes no Sexistas o libres de género. Me referiré indistintamente a cualquiera de los dos términos, ya que son equivalentes.

Básicamente, el problema es que vivimos en una sociedad, tanto para lo bueno como para lo malo. Esta sociedad, lejos de ser perfecta, tiene intrínsecos unos estereotipos de serie, como quien dice, y éstos son extremadamente difíciles de omitir o eliminar.

El estereotipo que nos ocupa es el que se refiere al sexo de las personas y los roles en los que se han etiquetado. No es algo que hagamos a sabiendas, si no que nos lo han impuesto de tal manera que sin querer convivimos con estos estereotipos a diario e incluso en ocasiones los realzamos sin quererlo.

Nos encontramos, por tanto, en una sociedad que nos dice que las mujeres deben cuidar de los hijos, por ejemplo, y los hombres trabajar para llevar dinero a casa. Nos encontramos con que las mujeres son mejores para el cuidado de la casa, y los hombres para el deporte o la ciencia.

Esto, sobra decirlo, es falso a todos los efectos y dicho así parece una obviedad que nadie con un mínimo de sentido común diría en serio. El problema está en los gestos que hacemos (me incluyo porque considero que aún hay mucho que cambiar) y que refuerzan estos estereotipos sin darnos cuenta.

¿Qué relación tienen estos estereotipos con los Juguetes?

Con los juguetes los pequeños practican los roles de los adultos, y con ello interiorizan poco a poco el ámbito de lo femenino y lo masculino.

Este no es un proceso que se dé de un día para otro. Los niños se fijan en su alrededor, en sus referentes (madres, padres y otros adultos) y en lo que ven en la televisión. Su mente se va moldeando con el paso de los meses, hasta que acaban aprendiendo lo que está predefinido para un sexo y para otro.

Aprenden a diferenciar entre ambos sexos relativamente pronto y con ello son conscientes de que son niños o niñas. A partir de entonces es cuando empiezan a fijarse en lo que hacen otros de su sexo.

Así, si una niña ve que su madre es quien cocina en casa, que lo mismo pasa en casa de sus abuelas, y que en los anuncios de cocinitas son niñas las que juegan, la mente de la niña le dice: «Las niñas son quienes cocinan. Yo soy niña, y por tanto lo correcto es que aprenda a cocinar. Pediré juguetes relacionados con la cocina».

El problema del razonamiento es que la niña pide un juguete porque cree que es lo que debe pedir simplemente porque es niña. Muy diferente es si libre de prejuicios, la niña pide una cocinita porque le gusta.

No podemos olvidar que los niños aprenden por imitación, y si todos los estímulos que reciben van en una dirección, no tardaremos en ver en los pequeños el reflejo de los estereotipos de los que hablamos.

Estos estímulos se pronuncian aún más cuando empiezan el colegio, ya que la presión social y lo que dicen y hacen otros de su edad les impresiona y afecta mucho.

«Es imposible aislar al pequeño de los estímulos de la sociedad, pero no lo es enseñarle a gestionarlos.»

¿Regalar Juguetes Estereotipados está mal?

Es importante decir que el hecho de regalar un juguete estereotipado a un niño, un balón de futbol por ejemplo, no es en absoluto malo. Pero si el niño sólo recibe juguetes que se suponen de hombre (juegos de ciencia, deportes, construcción…) sin querer estamos encasillando a nuestro hijo en el rol estereotipado de varón.

Igualmente, al regalar sólo «juguetes de niña» a una hija (cocinas de juguete, muñecas, carros de paseo…), estamos encasillando a nuestra hija en un rol.

Cuando nos referimos por tanto a Juguetes Sexistas, es esto de lo que hablamos: juguetes que han sido creados para un sexo determinado porque se supone que es a ese sexo al que le va a interesar únicamente.

Esto lo podemos ver claramente en los anuncios de televisión o las cajas de los juguetes. Es común ver en los anuncios de muñecas a niñas jugando felices con tonalidades rosas de fondo. Sin embargo, en las cajas de juguetes de ciencia suele ser un niño el protagonista y el color azul es mayoritario.

Aún cuando aparecen juntos una niña y un niño anunciando un juguete tradicionalmente masculino, a menudo la niña ejerce de mera espectadora, con un rol pasivo.

Estos ejemplos de juguetes refuerzan los estereotipados de sexo y por tanto son Juguetes Sexistas. Como podéis adivinar, el marketing juega un papel principal en esto, y por suerte el mundo de la infancia está cada vez más concienciado.

Cada vez es más común ver a niños y niñas juntos en anuncios de juguetes con el fin de publicitar juguetes libres de género, y por tanto que estos estímulos negativos se vean reducidos en las etapas más tempranas.

En los anuncio de estas cocinitas de madera aparecen un niño y una niña jugando de igual forma.

Por tanto, la diferencia entre un juguete sexista y uno libre de género es la intencionalidad y el estímulo que transmite al pequeño o pequeña.

¿Qué se está haciendo contra las campañas de Juguetes Sexistas?

Gracias a la concienciación de la sociedad y la demanda cada vez mayor de juguetes no sexistas, cada vez son más las marcas que apuestan por este tipo de juguetes.

Marcas como Leomark y yoptote apuestan por niños y niñas jugando juntos en sus anuncios. Entre sus productos encontramos cocinas y cafeteras de madera. Son juguetes que históricamente se han considerado de niñas y que estas marcas están logrando que se vean como juguetes libres de género.

Otras marcas lo que están haciendo son anuncios en los que no aparece nadie jugando. En cambio, utilizan colores neutros en sus cajas con el fin de no estereotipar el juguete con colores rosas o azules. Es el caso, por ejemplo, de este set de herramientas de BigNoseDeer. En este caso, es un set estereotipado de niños.

Por su parte, instituciones y asociaciones también se han unido a la lucha contra el sexismo en los juguetes. Algunos casos que destacamos son los siguientes:

Junta de Andalucía: en 2018 creó el decálogo del juguete no sexista no violento. Pues ver más aquí.

juguetes no sexistas libres de genero junta andalucia

En 2019 la misma el Instituto Andaluz de la mujer ha creado este video para concienciar sobre los Juguetes libres de género:

Campaña del juego y juguete no sexista, no violento "Olvídate de las etiquetas"

video Youtube
Ayuntamiento de Barcelona: inició una campaña de concienciación con el lema «Los juguetes no tienen sexo. Todo el mundo puede jugar«. Promueven que «Los juguetes no tienen sexo. Son las herramientas con las que los niños y las niñas exploran, descubren y adquieren comportamientos y actitudes sociales y relacionales .» Lee más aquí.

Ayuntamiento de Málaga: En 2016 lanzó la campaña «Jugar no tiene Género….. estas Navidades Regálales Libertad » y en 2017 «Jueguetes Sexistas, NO. ¡Deja que elijan!» Ambas campañas las puedes consultar aquí.

malaga campaña juguetes no sexistas 2016
malaga campaña juguetes no sexistas 2017

Ayuntamiento de Elche: En 2017 hizo un video que podéis encontrar en Youtube para la campaña de sensibilización de Juguetes libres de Género.

Ejemplos de Juguetes no Sexistas

Cocinas de Juguete no Sexistas

Leomark es una empresa con gran variedad de juguetes de madera. Sus cocinas de juguete son un claro ejemplo de juguete libre de género.

Janod es otro ejemplo de empresa que utiliza niños en sus anuncios de cocinas de juguete, y apuesta por cocinas con colores neutros como amarillos y verdes.

Puedes ver otras cocinas de madera en nuestro artículo de cocinas de juguete.

Juegos de Coches Libres de Género

Ever Earth y The Wooden Toy Factory son también empresas con juguetes de madera con niños y niñas en sus anuncios.

Juegos de Profesiones no Sexistas

Melissa & Doug es una de nuestras empresas de juguetes preferidas. Utilizan tanto niños como niñas de forma independiente de lo que estén anunciando. Es una de las marcas con más porcentaje de Juguetes no Sexistas en su catálogo.

Juguetes de Construcción Libres de Género

De nuevo aparece Melissa & Doug en esta lista de ejemplos. En este caso, con sus Juegos de Construcción en la que no sólo aparecen niños jugando.

VATOS no es una marca especializada en Juguetes de Madera, pero su kit de bloques de construcción de madera es totalmente libre de estereotipos al aparecer niños y niñas por igual.

Otros Juguetes no Sexistas

Nuestro blog se centra en Juguetes de Madera, pero en esta entrada creo conveniente mostrar la existencia de una marca que me ha sorprendido. Se trata de 8M: muñecas que rompen barreras, una marca de juguetes libres de género comercializada por Beysal.

Es una colección de muñecas de distintas profesiones: bombera, tatuadora, guionista, abogada, climatóloga…

Incluyen una tarjeta con información sobre mujeres reales que destacaron en dichas profesiones. Se pueden leer historias y datos reales, como el porcentaje de mujeres en el cuerpo de bomberos, o el número de mujeres españolas con estrella Michelín.

Parte de sus ganancias se destinan a material escolar para familias de las Tres Mil Viviendas de Sevilla.

Podéis ver la colección aquí.

También podéis leer una entrevista a la creadora de esta colección en el periódico El Mundo.

Comparte este artículo!!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies